viernes, 11 de abril de 2008

Comienzo de una andadura por la música y la vida londinense

Sin ánimo de aburriros, sino todo lo contrario, comienza aquí, y bajo el nombre de Valencia Calling, una muestra, espero excitante y rítmica, de mis andaduras músico-nocturnas por la vieja y vanguardista ciudad de Londres. Compartirlas con vosotros será una manera de seguir escribiendo y estando presente en http://www.vinilovalencia.com/

A pocos kilómetros de la estación de Camden Town, concretamente en The Entrerprise, estaban anunciados unos, en ese momento desconocidos, Molloy que, y por lo escuchado a vuela pluma en su myspace, se antojaron electrónicamente “japis” e interesantes. Mi sorpresa al entrar en The Enterprise fue mayúscula al descubrir que la sala no era tal. Es decir: se trataba de un típico pafeto inglés- a rebosar de gente pidiendo pintas y buena música pop-, pero allí ninguna prueba de que se fuera a celebrar una actuación en vivo. Menos mal que antes de reconocer mi derrota e insultar a la NME, pregunté a un fornido segurata por los conciertos y me respondió señalándome con el dedo y un abrupto (casi eructo) “upstairs”.

Pues sí amigos, en una esquina y de manera más que estrecha, unos empinados escalones conducían a una reducida sala de no más de 40 metros cuadrados decorada con coloristas globos rojos de helio y un pequeño escenario donde descansaban, ahora sí, amplis e instrumental necesario para ejecutar el arte del rock y el pop. Además, se me informa y agasaja con chapas de que, tras el abono de 5 Libras, podré disfrutar en las próximas 3 horas de 3 grupos londinenses y un dj…Sabía que no me fallarías NME. La menuda y acogedora sala se hace llamar No One Died y, parece, es lugar de conciertos cada fin de semana (www.myspace.com/noonedied).

El más fashion de España quedaría en entredicho en la noche londinense. Dicho esto, no era de extrañar el encontrarse, entre las alrededor de 70 personas que acupaban anchamente la sala, a una pin-up francesa repartiendo cigarrillos de chocolate, a un fotógrafo con bigotito de Hitler y un pájaro (de broma) en el hombro, a bellas mujeres mostachudas, a un mod con todas sus consecuencias o a un doble de David Bowie entre el respetable.

En el tema musical, comenzaron unos interesantes- a mi parecer lo mejor de la noche- Sillent Alliance. Con una suerte de melodías pop que les emparentaron de lleno los The Cure más luminosos, los Suede más activos o los propios Smiths en su versión más rápida, el joven quinteto londinense, enseñó sus frescas y bailables credenciales en una actuación corta y sin tiempo al bostezo. En definitiva: banda de estribillos fáciles más que recomendables de la que esperamos saber más en breves.
www.myspace.com/silentalliance

A continuación, y tras un demasiado largo y complicado, cambio de back-line, se subieron al escenario unos extraños y excesivamente robóticos What Every Woman Wants. Sin más guitarra que una blanca y chirrinate guitarra hexagonal -quería copiar a la de Ian Curtis pero le faltaba clase y dignidad- y ataviado con exagerados ropajes ochentenos, no logró salvar- ni por la presencia de dos morbosas rubias en su formación- una desastrosa y desagradable actuación llena de ruidos y algún que otro error. Por suerte no he hallado su dirección de myspace y pronto los olvidaré.

Para concluir, y llevando el peso del cartel como banda más conocida, aparecieron sobre escena Molloy. Cantante (también guitarra, teclados y mezclas) oriental con la cara pintada de gata, traje hecho a base de retales del juego del Simon y voz afinada y erotizante; líder y guitarrista habilidoso clon de Bowie que también se atreve con el micro; bajista escañado a pesar de sus treintaytantos; y batería; con esa formación titular sorprendieron los refrescantes y excesivos a veces, Molloy. Aunque el cuerpo estaba ya cansado para bailar demasiado, sí volvieron a animar lo que el anterior grupo había soterrado con unos marchosos y electrónicos ritmos que entremezclaban aires de Devo, Le Tigre, B-52´s o- para que os hagáis una idea más cercana- Las Nancys Rubias o Alaska.
www.myspace.com/thisisfuckingbrilliant

Y hasta aquí la primera crónica de, espero, una entretenida serie...Desde Londers, siempre con una pinta de más...Hasta luego!

1 comentario:

Andrés Verdeguer dijo...

no sabes cuánto me alegro!

unos besos

que me pirooo a tachenkooo!!